¿Hay que estar en todas las RRSS?

may20

¿Hay que estar en todas las RRSS?

0

Hace unos años, cuando se produjo el boom de las redes sociales, muchos pensaron que serían una moda pasajera, sin embargo hoy son pocos los que se atreven a decir esto y los profesionales de la comunicación sabemos que son una herramienta que ha venido para quedarse.

Sin embargo, sí que ha sufrido cambios en el modelo de trabajo, ya no es el vecino o el primo que tiene muchos amigos o seguidores al que se le encarga el mantenimiento de las RRSS. La figura del community manager se ha profesionalizado e integrado dentro de la estrategia de comunicación de las empresas porque de nada sirve tener a alguien que te consiga fans o seguidores si no hay detrás una estrategia de comunicación dirigida a conseguir un objetivo concreto.

Un informe publicado por “Business Insider” revela que pasamos más tiempo revisando las redes sociales que leer o hacer deporte, incluso casi más de lo que dedicamos a comer, así que ninguna empresa pone ya  en duda la importancia de las mismas para la difusión de su producto o servicio, pero ahora viene la siguiente afirmación: “Quiero un perfil en todas las redes sociales”. ¿Es esto conveniente? Pues la respuesta es simple, ¿si eres diseñador gráfico necesitas un almacén? No, ¿verdad? Pues con las redes sociales sucede lo mismo.

Según el público al que te dirijas te convendrá más una red que otra. Por ejemplo, si eres un emprendedor y has montado una tienda online de ropa y complementos lo más probable es que tus redes sean FB, Instagram y Pinterest (no Linkedin, ni Twitter) por aquello de mostrar tu producto. Si fabricas sacos de harina, quizás estar en Twitter no es la mejor opción, puede que tampoco lo sea FB, tal vez mejor estar en Instagram.

Además, las RRSS no sólo son una forma de comunicar lo que ocurre en tu empresa y en el sector en el que te mueves, sino que puede ser un excelente canal de atención al cliente y de captación, sobre todo Twitter y en algunos casos Faceboook. Si perteneces al sector servicios no pierdas de vista esta vía de comunicación.

Lo ideal, ponte en manos de profesionales y déjate aconsejar. No hay que confundir la calidad con la cantidad.