Diez consejos para hacer presentaciones más interesantes

may19

Diez consejos para hacer presentaciones más interesantes

0

A cuántas clases y cuántas charlas aburridas habremos tenido que asistir alguna vez en la vida. Si tienes algunos años a tus espaldas, recordarás las diapositivas (esos interminables carruseles) o, peor, las transparencias de acetato. De hecho, si eres de los ochenta o antes también habrás tenido que vivir interminables exposiciones hechas con Power Point.

¿Qué tiene de malo? El programa en sí nada, el uso que se haga de él puede ser. La calidad de la presentación, además del contenido claro está, dependerá de qué hagas.

Aquí algunos consejos:

  1. Usa buenos elementos gráficos (imágenes, fotografías), preferentemente que tengan que ver con lo que cuentas o, al menos, que ayuden a entenderlo o a recordarlo de alguna forma
  2. No te pases con el texto: que sea breve y conciso en cada diapositiva, si no tú no haces falta
  3. Elige una tipografía adecuada (muerte a la Comic Sans, pero muerte también a la letra con remate)
  4. Nada de efectos (paliza y luego muerte a las transiciones, explosiones y demás aberraciones). Pero si quieres usarlos -allá tú- que sean casi imperceptibles
  5. Los colores deben acompañar: todo comunica, y seguramente unir rosa y verde no cree el efecto que deseas comunicar sobre tu persona en la mente de quienes te escuchan
  6. Innova en las herramientas: interactividad bien, cosas estáticas mal
  7. Experimenta con otro software: Power Point y Keynote están bien, pero quizá te guste probar Prezi (aunque tanto movimiento tiende a marear un poco) o HaikuDeck (prometedora, pero aún en beta)
  8. Usa el humor. Bueno, depende del auditorio: si trabajas en una multinacional de funerarias o vas a dar un balance negativo mide tus palabras. Pero, qué demonios, inténtalo al menos.
  9. Sorprende si no quieres que la gente desenfunde el móvil a los diez minutos: tu ropa, tus gestos, tus movimientos, el entorno… ¿has probado a dar una clase sobre el césped o con cervezas alguna vez?
  10. Intenta hablar menos tú para que hablen los demás: con debates, opiniones y discusiones tu exposición será mucho más interesante

Recuerda: las cosas no son lo que son, sino lo que haces con ellas. Y una clase (ponencia, exposición, informe, presentación, lo que sea) puede no ser solo eso, sino algo divertido.